jueves, 31 de diciembre de 2009

El mundo comienza cada día

Decía Alfaro (Chucho) en una magnífica canción pop, "lo mejor de nuestra vida está por ocurrir". Y me gusta creerlo, esperarlo todo de los días que vendrán, las personas que conoceré, los libros que me cambiarán (de nuevo, otra vez)...

No me gusta rendirme, creer que el pasado siempre fue mejor. José Antonio Marina venía a decir eso mismo en uno de sus libros que, quien cree en el futuro, cree todavía en la vida. Los telediarios dicen lo contrario, los viejos en las colas del supermercado dicen lo contrario...quizá porque no tienen vida (o las han hecho creer eso mismo). Y, sinceramente, aun a sabiendas de que el hombre es un monstruo que se rasca mucho la espalda, también creo que posee algo maravilloso que suele ocultar por miedo a que le hagan daño. Demasiado vulnerable para querer convertirse, a veces, en persona. Aunque, tengo la sensación de que todavía merece la pena.

La ilusión debe guardarse en pequeñas cajas escondidas por la casa. Luego, saldremos a la calle.




miércoles, 30 de diciembre de 2009

¿Por qué me siento así entre libros?

¿Por qué me siento tan bien entre libros?, ¿por qué me siento tan cómodo, completo, rodeado de volúmenes de papel?, ¿por qué todos esos árboles se han convertido en la compañía más agradable (salvo algunas honrosas excepciones que ellos ya saben de mi boca)?, ¿por qué cada vez creo más en los libros y menos en el hombre?

Suelo buscar en las ciudades solitarias (también las ciudades bucean en mi soledad), antes que nada, las librerías y los espacios llenos de libros. Esos huecos que nos deja la vida y rellenamos con palabras impresas. El mejor refugio posible ante un mundo que se desmorona a cada instante, en esa caída eterna que nunca parece definitiva, como un resorte que impidiera el caos y la nada.



Mirar de lado esos títulos, autores, contraportadas...una opinión, una crítica reciente, una lectura parcial en el pasado. A veces no encontrar nada, como otra respuesta más que esconden esos objetos rectangulares, con ese vocerío silencioso que producen, entre el conglomerado y el cielo, entre los devotos y los despistados. Ese libro que nos salvo unas horas, una tarde, una semana, una vida. Los libros que recogen nuestra vida mejor que nadie y que nada. Que nos conocen como amigos íntimos, entre la luz solar de la tarde y el frío mortecino de la noche. Ese papel que, tal vez, nos sirve como manta gruesa y calurosa a la congelación de existir (todo escritor y lector tiene frío).


martes, 29 de diciembre de 2009

Directo a pequeñoburgues

Reflexionábamos con unas cervezas delante de nosotros. Hoy continúo la inercia de aquellas palabras al ver que Belén Estebán es el segundo nombre más buscado en Google. Y me viene a la cabeza lo que decía el bueno de Villasol... "no todo es tolerable", con ese planteamiento nos han introducido todo (algunas cosas, casi ardiendo). No podemos aceptarlo todo (es inviable, además de una trampa). La tolerancia tiene límites. Luego, ya sólo queda la violencia, la agresión hacia el que humilla nuestra vida, hacia aquel que degrada la existencia (y que conste que no creo que canear a Belén Estebán sea la solución). Pero sí hacia ese modelo de televisión indigna y humillante hacia la inteligencia humana y el desarrollo de las personas.

Todo ello me hace pensar que hemos llegado a un punto de no retorno. Con la justificación sistemática del "todo vale", nos la han colado vilmente, como a unos niños que se creyeran a pies juntillas las reglas deformes del juego. Belén Estebán es la punta del iceberg, la de una idiocracia plenamente asentada, donde pensar está castigado, y donde dos españas (sí, y no las de tipo político que llenan los rotativos con intereses en mantenerlas) se dejan ver a las claras: una, la de los que creen que reflexionar hace crecer al individiduo y, otra, cada vez más creciente, donde tras horas alienado trabajando llega a casa, pone a sus hijos a jugar a la videoconsola y él o ella (es indistinto) se ponen frente al televisor a ver a la Estebán de turno, engordando día tras día, creyendo que el mundo es así y no merece, ni es posible, cambiarlo. No solo es anulado, sino que, paradójicamente, acepta encantado ser anulado, soltando, mientras tanto, frases del tipo: "Sólo quiero desconectar", "No me apetece pensar" o, la mejor, "Si lo ponen será que la gente lo ve". También, ay, Hitler fue elegido democráticamente.


miércoles, 23 de diciembre de 2009

Nick y Norah, identificaciones nocturnas

La otra noche me llevé una agradable sorpresa: esta inocente y sensitiva comedia norteamericana de corte indie (Nick & Norahs). Siempre, no me cuesta reconocerlo, me he sentido reflejado en este actor (Michael Cera)-creo que andamos igual de acrajaos-, pero lo de esta cinta me pareció, cuando menos, curioso. En papel, la historia es la de un chico tremendamente enamorado de alguien (rozando el ridículo) que, curiosamente, no ve la mirada intensa de otra persona. Como en toda comedia romántica se irá pasando a la chica correcta progresivamente. Pero más allá de moralinas varias, debo reconocer que esa noche por el Nueva York nocturno lo disfruté yo también un poco.



Mucha música indie, mucho poster de Ramones y unos tal Where´s Fluffy? (¿existe el grupo?creo que no) que persiguen todos cual grial postmoderno. La noche tiene mucho de esplendor, de las poses del personal, la música, las miradas... quizá con mucha ingenuidad (sí, estoy un pelin cursi hoy) pero reflejando a instantes ese yo íntimo que ocultamos bajo capas de alcohol (llamativo que los protagonistas no beban)y palabras huecas (cada vez, ay, más habituales).



Fuera nieva como nunca. Tengo ganas de refugiarme en ese retrato de la generación poética que me precede/nos precede ("La generación del 99" de José Luis García Martín). Tiene uno ganas ya de adherirse a la poesía como refugio ante el frío y la vida.



*Vampire Weekend o todo se lo puede hacer uno mismo (sí, también eso).

lunes, 21 de diciembre de 2009

MAX (y sus monstruos) somos todos

"Donde viven los monstruos" es una maravillosa y alucinada película. Me ha gustado. Con su punto naif, marciano y sensitivo. La BSO, aparte, inmejorable. "Donde viven los monstruos" es una fábula contemporánea (mucho, a nuestros padres o abuelos les parecería incomprensible)sobre un niño, Max, que ante el sufrimiento (sí, el sufrimiento existe en la infancia, aunque ahora no lo recordemos o nos parezca menor)huye a un mundo dominado por monstruos de características muy particulares (cabezones, algunos similares a animales-una cabra, un toro...-, que solo piensan en jugar...) y que lo que definen son características, ay, muy humanas. Al modo de la interpretación de sueños en psicoanálisis, parece que son las muchos caracteres que todos llevamos dentro: el arisco (o arisca, vamos), el que cambia de humor radicalmente, el callado, el que le preocupa lo que piensan los demás... Todo un encantador muestrario de la personalidad humana.



Pero la historia de Max va un poco más allá. Recorre agradables y desagradables sensaciones infantiles. Recuerda con gran eficacia, por ejemplo, las peleas, que son euforizantes (aunque a veces sufra alguien), los ahogos... en un lenguaje puro, con una fantasía desbordante y que está totalmente dirigida a adultos de infancia sensitiva. Y, de nuevo, volví a recordar lo catártico que era hacer construcciones, ser el rey por un instante (como al final Max en su mundo, y que por lo fuerza de la propia vida debe abandonar para siempre).

Una recomendación para ver en las pantallas de nuestros cines, presidido habitualmente por dibujos animados sin sustancia, mensajes moralistas e historias diseñadas por técnicos deshumanizados (o azucarados) de marketing.


*Y un poco de rock n´roll para comenzar la semana, los Love of Diagrams...


jueves, 17 de diciembre de 2009

Quatermass, Ramones y hielo

La nevada noche de ayer podía ver una de las cintas de serie B de la que más elogios he escuchado, y por lo que veo acertados. La película en cuestión, "El experimento del Dr. Quatermass",primera entrega de una trilogía sobre este exigente y sobrio investigador, es una inteligente y resuelta peli de aire freak y elegante (como casi todo lo que hacen los ingleses).


El planteamiento de la cinta viene a ser que un investigador y científico intenta, y de hecho consigue, sacar un cohete al espacio. Al regreso viene lo complicado, cuando uno de los supervivientes comienza a tener extraños síntomas después de ese viaje espacial. Comienza el misterio, que por suerte para el espectador no deja de ser interesante ni un solo minuto. Una gran película. Ansioso pues de ver esa segunda y tercera parte, con elementos (por lo que he posido leer en las carátulas), como extraterrestres, nazis... La mejor forma posible de resistir el invierno de nuestro descontento. Ahora nieva.


*Un poco de Ramones, que es la combinación perfecta y friki para la serie B. De hecho, la primera Movida Madrileña, es decir Kaka de Luxe y demás, estaba hecha de esta misma combinación.

martes, 15 de diciembre de 2009

Redondo Beat y los días perfectos (o redondos, vaya)


Alucinantes ayer los Redondo Beat en el Gran Café.Una pena, eso sí, que fueramos cuatro gatos. Aunque también estoy seguro que disfrutamos de lo lindo. Yo, personalmente, hacía tiempo que no disfrutaba tanto. Fueron humildes, elegantes e hicieron rock del bueno. Eso significa que le doy mil gracias a la buena de Alicia (Elektra) y a Raúl por traernos a estos alemanes inteligentes y sensibles. Tuvimos mucha suerte ayer, mientras la ciudad dormía unos pocos bailamos y recordamos qué es eso del espíritu del rock n´roll (Raúl me vino a decir ese mensaje sublinalmente).

Pero luego pensé en algo que aparecía en la retórica de 24 Hour Party People y que decía un iluminado Tony Wilson respecto a la importancia del número de personas en un lugar: en la última cena, un hecho fundamental en la historia de la humanidad, tan solo había 13 personas. Otro ejemplo más, en lo estrictamente musical esta vez, en el concierto de los Sex Pistols en Manchester apenas había también unas decenas de personas. Entre el público los Damned, Morrisey (The Smiths), Devoto(Buzzcocks) o el vocalista de The Fall (que estarán en el próximo Primavera Sound -esto como curiosidad-). A lo que iba, que en los momentos buenos nunca hay demasiada gente. Ayer fue uno de esos. Gracias a los que lo hicisteis posible.


*Por cierto, no les hacen justicia a su sonido ni los discos ni el vídeo que incluyo.Lo de ayer tuvo algo de mágico

lunes, 14 de diciembre de 2009

Mañanas

La mañana comienza con una paliza a un primer ministro italiano. Tomo un café que sabe a agua estancada. Y mi cabeza, agitada, no deja de pensar en el pasado, el único terreno del que escribe mucho, obsesivamente. Las mujeres, para mí, siempre han tenido algo mágico. Como un secreto gigantesco que se esconde en ellas. Suelo mirarlas con curiosidad de animal con hambre, con ingenuidad de macho. Todas las obras de arte intentan, en el fondo, ser comparables al cuerpo de mujer. Una mujer consciente de su potencial de derribo es altamente peligrosa. No tengo energías para las mujeres fatales, ni para las que salen en las canciones de las estrellas de rock. Una mujer desnuda es como un tesoro de la naturaleza que nos sorprende y nos abruma. Un regalo de los dioses. Un presente de ese otro sexo tan desconocido y maravilloso.

La mañana sigue con temperaturas bajas, canciones al fondo y el mensaje, un tanto subliminal (a veces no tanto), de que hay soportarlo prácticamente todo. Mi abuela siempre me lo dijo, el mayor de los dones, la más grande de las virtudes, es la paciencia. Me lo digo a mí mismo mientras miro a los edificios altos de enfrente.




* Imagen de uno de los genios contemporáneos del desnudo, Roy Stuart (Taschen). Videografía de The Avalanches (unos genios del cut n´paste,que no dejan ni un instante de sorprenderme).


viernes, 4 de diciembre de 2009

Piernas, pechos y ruido

Lo veo claro y meridiano. Taschen intenta impulsar nuestros fetichismos sin freno. Primero fue el gran y alucinante (lo poseo como un tesoro) "The big book of breasts", es decir pechos grandes en libro grande, pero si eso no fuera suficiente va y saca "The big book of legs" (la imagen es de ese libro). Todo un muestrario de piernas y miradas lascivas. Puro arte.



Pero como Taschen tiene para todos y todas, también ha publicado "The big book of penis", vamos piezas viriles grandes. De John Holmes a prodigios desconocidos. Taschen debería subpublicitarse como: "Taschen, te hace feliz".

El otro día, por ejemplo, mirar pechos ayudó a mi neurosis en ciernes (que calmo con todo lo que puedo). Si a eso le añado un poco de ruido, el día puede alcanzar la perfección.

*"Kool thing" de Sonic Youth (para Hugo Alonso que le echo de menos).


martes, 1 de diciembre de 2009

Observar a Cagney mientras bailo con la Ross

Este fin de semana pude ver "Al rojo vivo", con James Cagney y Victoria Mayo. Una gran película que me vino a recordar que las cosas no salen de la nada (creo que De Niro tiene muchas deudas con el bueno/malo de Cagney), y así, con sencillez, me adentré de nuevo en la mente del asesino frío, las madres neuras y las armas chillando. Un paraíso perdido.



Cuánto le queda a uno para ser como Cagney. Al menos, bailar con Diana Ross no lo hago tan mal (eso dicen)./Leo a Harold Bloom y miro al cielo cómo está a punto de llover o nevar de nuevo/.



viernes, 27 de noviembre de 2009

La verdad y el arte sólo surgen del sexo

Hace poco, olvidé traerlo a estas páginas antes, podía ver el interesante documental que sobre Robert Crumb existe. Un documental que me vino a recordar la obsesión-pasión-enfermedad que uno tiene con el sexo de adolescente. El documental plantea dos acertadas opciones vitales ante el sexo y la vida: una, la de Robert Crumb, crear hasta la extenuación, no parar de darle formas a ideas (a veces marcianas y locas) o, segunda opción, el hermano de Crumb (no recuerdo su nombre ahora), que se queda décadas sin salir de casa, viviendo con su madre, leyendo montañas de libros, tomando antidepresivos y perdiendo todo deseo sexual. Por cierto, dicho hermano muere poco tiempo después del documental vía suicidio.



La respuesta se impone, aunque con riesgos. Crear salva, eso no es una novedad, pero también tiene su precio. Crumb tenía pequeñas "manías" incomprensibles para otros (aunque sí para sus lectores), véase mujeres devoradoras, deseo y culpa, subirse a los lomos de las féminas como caballos de carga, LSD y dibujo... A Crumb le salva el dibujo, pero le condena a una vida gastando los ojos sobre el papel, intentando encontrar esa historia/comic que le haga sentirse mejor (y que, seguro, no conseguirá aplazar el malestar, la alienación). A veces, por lo que se ve en el documental, lo conseguían los viejos discos de blues, un bonito recuerdo de infancia o adolescencia... aunque luego siempre aparecía el "malestar en la cultura" (Freud), las pequeñas neuras diarias, la insoportabilidad de otros seres humanos, la historia que ya conocemos todos, creadores o no.


Otro insigne creador, Lepoldo María Panero, heredero de ese mismo "malestar en/con la cultura", acaba por crear también de un modo obsesivo, como la única cura posible, lo otro es el suicidio o la frivolización con el suicidio. Poesía, cómic, locura, represión, mujeres, curvas, palabras...algo que haga continuar al propio creador o a los que le observamos detenidamente porque, sobre todo, intenta buscar respuestas a ese malestar, a esa represión diario. Ya conocen las opciones. El que avisa no es traidor.


Y, claro, la respuesta que siempre dicen que es la mujer...


martes, 24 de noviembre de 2009

Literatura y punk, armas cargadas de futuro

Hoy auno dos de mis pasiones, Umbral y su literatura lírica y desafiante (sí, también narcisista y excesiva) con el punk londinense más fiero. Estoy con la lectura de "Una puta albina colgada del brazo de Francisco Umbral", un homenaje el Umbral de las pensiones, la pasión literaria y la obsesión enfermiza por las mujeres (con las tres cuestiones me identifico). Es este un libro-homenaje, el libro de un buen lector, del impulsivo Diego Medrano, uno de los enfant terrible de la literatura estatal. Joven, desafiante y pícaro, lleva todo ello a su literatura de inicio de siglo, continuando ese pensamiento que dice (¿era de Oscar Wilde?), que la mejor forma de zafarse de algo es tenendo una inmersión total en eso mismo. Así, Medrano lo hace con Umbral, sus libros más perennes, el Gijón, los editores...etc. Se salva a sí mismo de toda esa influencia. Esta más cerca de su estilo, ("La sintaxis es una facultad del alma" decía Valery), aunque tengo que decir a su favor que he devorado el libro con pasión de lector y admirador a un tiempo.



Y agradable revisión de "La mugre y la furia", la historia de los Sex Pistols, uno de los documentales que menos me canso de ver y volver a ver. La historia de una idea, una utopía práctica que cuando llega al top ten, a las listas de éxito se deja en blanco. Un país, Reino Unido, en ebullición, conflictos de la "paz social" y todo eso (el resto es historia que, por cierto, no se da en las aulas). Un buen momento para revisar este clásico contemporáneo. Amén de romperse la camiseta y perseguir, de nuevo, el feísmo. Parece el mejor momento, y no porque lo diga la firma comercial de turno.








jueves, 19 de noviembre de 2009

La eterna subversión adolescente (KIDS)

Colocar aquí el otro día la imagen de la muy mejorada (estéticamente sólo) Chloe Sevigny me hizo recordar el debut de Larry Clark, esa fantástica película que es "Kids". Cuando vi aquella película, con apenas 16 años, y por tanto fuera de la pseudo-legalidad (no era recomendada para menores de 18 años, por tanto un apeli para adultos), quedé impresionado con ese underground neoyorkino del otro lado del Atlántico. Fue como una atracción-repulsión a primera vista.



Impresión que ya comenzaba desde la primera escena, donde dos adolescentes más jóvenes que el espectador que yo era, se lengueteban para acabar en un coito singular. Nunca había visto algo así en la pantalla. Vino a demoler, en un instante, la multitud de moralina que llevaba dentro. Era lo más cerca a mi adorada calle que había visto en una pantalla. Yo pensaba, como sus protagonistas, en chicas, música, sexo (casi exclusivamente), ropa chula... Por tanto, apareció en el momento adecuado.



¿Qu qué logró "Kids" en su momento? Pues, al menos en mí, una pasión creciente por lo diferente (al final lo real), un miedo atroz al contagio del VIH y neuras varias (que también impulsaban los medios), además de sentir que el ARTE podían ser cada vez un número mayor de cosas. Veníamos de los 80 y el futuro se las prometía inmejorable. El resto de la historia ya la conocen.


martes, 17 de noviembre de 2009

Jeffrey Eugenides, la literatura por fin

Me veo en la obligación de decirlo públicamente: Jeffrey Eugenides es un genio, o por lo menios está muy cerca de serlo. "Las vírgenes suicidas" es, posiblemente, el mejor debut que puede tener un autor por escrito (Sofia Coppola también se dio cuenta de eso y lo aprovechó), pero es que resulta que me pongo con "Middlesex"y es un libro colosal (y no sólo por tamaño, que me desanimó en un inicio), tengo la sensación que sí estoy ante algo grandioso.





Hay que reconocerlo, lo suyo es maestría de primer orden. Y, ahora leyendo el magnífico "Middlesex" me doy cuenta que el Pulitzer que le han otorgado beneficia más al proipio premio que al autor. La historia va de un hermafrodita, su pasado y su presente, su tránsito, pero con una narrativa, ágil y adictiva. Yo, lo recuerdo bien, conocí al autor en una publicación que recogía los actuales mejores novelistas estadounidenses (a uno, tadavía, no se le ha quitado el virus de la velocidad yankee), y ya desde el primer instante, supe que este hombre reinaría, que la literatura estaba en sus manos, bajo su protección sensible y honesta. Vean todo eso, lo antes posible, en "Middlesex". Seiscientas páginas de puro placer literario (contemporáneo).



lunes, 16 de noviembre de 2009

Musas y tiempo

Las musas tienen la extraña cualidad de estimular la de ya de por sí estimulada mente del creador. Es, como suele decirse popularmente, echar más leña al fuego. Hay musas y musas, como hay estímulos y estímulos, por eso solemos creer que eso de las musas es alguien/algo que hace temblar a las gentes por la calle, tiene lágrimas de plata o brillos de acero. La musa o las musas suelen ser chicas/ mujeres/ niñas que habitan el mismo espacio que uno; personas con buenos y malos sentimientos y un gesto, un tic o una forma de mirar que cambian algo esencial en uno, aunque nunca parecen conscientes del todo (eso serían modelos de pasarela entrenadas, aunque también pueden ser musas de alguien en habitaciones de estudiante sensible), modificando tu vida, tu forma de crear y "estar" en la realidad (llena de otras mujeres que, a veces, solo transitan por las aceras y las boutiques).

Ser musa es complejo. Tiene la complejidad de estimular en un mundo hiper-estimulado. Hay musas con gesto de animal bello o de gato salvaje (Chloe Sevigny en la imagen), o movimientos que reconcilian con lo mejor de la feminidad posible (Debbie-Blondie- en video). Ser musa es laborioso. Supone considerar que el mundo es estimulable y algunos hombres (o mujeres) pueden o deben ser estimulados para que comprendan un poco el mundo y por tanto su reflejo. La musa, en el fondo, es egoísta y narcisista, quiere verse por todas partes, en todos los espejos posibles. Ser musa es querer quedarse aquí eternamente, como un tatuaje en la piel de todo el que mira. Por eso los libros llevan su rostro y la música el ritmo de sus piernas. No quieren ser olvidadas, quieren ser eternas como las piedras verdosas bajo el agua. Hay veces, por cierto, que lo consiguen.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Desfalco humano

Las injusticias y el desfalco de humano y de humanos crece por momentos, como una marea de petróleo negrísimo. Me han llevado el alma y cierto idealismo en la esquina de una calle (siempre vacía y solitaria, claro). Caminé desnudo, buscando algo de algo en los contenedores verdes. He utilizado revistas y libros como material/ ropa interior. Los desnudos y los muertos que decía el otro. Suelo ser triste, sobre todo porque el "hombre" (como entelequia), a veces, deja mucho que desear. Otras, en cambio, me hace creer que este es el mejor de los mundos posibles. Y esa, curiosamente, es su mayor fortaleza. Eso sí, todavía sigo desnudo por la calle de la ambición-civilización. Creo que es un sentimiento general.



En otro orden de cosas, celebro todas y cada una de las mujeres de mi vida (Esther, por supuesto, Ana Fdez Manchón, Myriam...). El mejor regalo de los dioses beodos.


jueves, 12 de noviembre de 2009

ROCKDELUX, 25 años escuchando música

Desde ayer mismo, cuento con el nuevo número especial de la publicación musical catalana ROCKDELUX. Cumplen 25 años y lo celebran con un número que recoge sus famosas listas de lo mejor en cine, música nacional e internacional, cómic,etc. Siempre es agradable hacer listas y quien tiene el honor de haber hecho de esa afición una constante es esta interesante revista.



También hay que decir que es su especial con menos provocaciones (que en el fondo nos gustan a sus lectores), y números 1 bastantes previsibles para línea editorial de Santi Carrillo y los suyos. Puede que sea el fin de la civilización. ROCKDELUX sigue con sus amores de siempre y nosotros yendo a trabajar cada mañana. La vida continúa.

Muy de acuerdo en su lista de libros (no desvelaré la lista musical, que tiene mucho de secreto entre los iniciados), especialmente su puesto alto para McCarthy y "La carretera" o el insuperable "París no se acaba nunca" de Vila Matas. Un nuevo siglo que, al menos, comienza con buena literatura.


También hay que decir que gracias a ellos, me acerqué a formaciones para mi tan influyentes en mi educación emocional como Hefner, Magnetic Fields o Television Personalities. Gracias pues y mis mejores deseos en su 25 cumpleaños.



lunes, 9 de noviembre de 2009

Imágenes del fin del mundo





Nada más verle, dijo con rotundidad:

- Deberías besarme los pies, tú y todos los que son como tú.
- Esto...
- No habéis sabido manejar todo esto. Se os ha ido de las manos.


Se sentó en una vieja silla gris y comenzó a tomar una bebida que, esta vez, sí le pareció verdaderamente refrescante. Luego salió al jardín.

Era un día perfecto para quedarse quieto. Como si todos los días debieran ser así: inmóviles y fríos. Era un buen día, también, para que acabase el mundo.




miércoles, 4 de noviembre de 2009

Dandismo noctámbulo y vago


El dandismo es sufrido a la vez que glorioso, por eso me extraño sentándome en los taburetes de los bares.
Por eso me sorprendo cabizbajo, bebiendo cerveza (nada dandy) y viéndome más lejos de Baudelaire ("Hay que ser sublime sin interrupción").
Aspiro el calor que desprende la gente que baila y me entras unas ganas locas de fumar (menos dandy todavía el no hacerlo). Pienso que uno iba para Roger Wolfe y se quedó en poeta solitario de provincias.
Recuerdo cuando iba al café Gijón y estaba solo. No había escritores. Sólo trajes, corbatas y alguna adolescente largilucha que iba a comer con su padre.

Siempre acabo por pensar que el mundo y uno mismo estamos mal hechos.



miércoles, 28 de octubre de 2009

Primera balada


El azar (si es que existe) es algo curioso y suele lograr que uno medite. Acaba de aparecer una re-edición del Balada de Gamberros, el debut literario de F. Umbral. Éste libro jamás lo había podido conseguir. Era una rareza total.
Su lectura me viene a recordar que Umbral nacía con alma de poeta, corazón de niño (como debe ser un buen escritor) e intención total. Es un pequeño libro, de mucho diálogo y amor por las adolescentes guapas y listas. Lo publicaba un avispado Camilo J. Cela en su propia editorial de gordo sabio y rico (que además se sabía gordo y rico). Nadie podía imaginar entonces lo que se avecinaba (Mortal y rosa, Trilogía de Madrid, Retrato de un joven malvado (adoro éste libro de pensiones -como un John Fante con gafas gruesas y altura de Cola Cao, que siempre dicen las abuelas-...)


*En la imagen con Miguel Delibes, uno de sus incentivadores (pre-Madrid)desde El Norte de Castilla.

Umbral lograría después el reconocimiento general con su siguiente obra, Larra: anatomía de un dandy, un texto que lo que hace, sobre todo, es hablar del propio Umbral. Ya tenía entonces algún enemigo literario y personal (suele mencionar esa cita de que con buenos sentimientos no se hace buena literatura). Puede que tengan razón los que dicen que el éxito de Umbral haya sido estirar el mismo libro una y otra vez, lo que ocurre es que ese narcisismo suyo tiene algo de magnético. Un "yo" moderno y españolizado (heredero de H. Miller a su vez) que persigue el autor total, el texto total. Y a mí, como a los anunciantes del Jet-Extender, me gustan grandes (los autores, digo).


martes, 27 de octubre de 2009

Velocidad y hedonismo

Velocidad hiper-rápida de Vanishing Point, el filme del que partieron los Primal Scream para crear su álbum de mismo título. Esta fue siempre una recomendación del bueno de Alex (le echa uno de menos). Y el otro día, prácticamente por azar, encontré la cinta en un gran centro comercial. Casualidades agradables.



Además, he ido llenando mi cueva ardiente de libros, discos y películas para pasar el frío invierno, que no acaba de llegar, por cierto. Y salvo a hosteleros, esto nos debería preocupar bastante. Pero parece que la gente sonríe más. Por lo demás, como decían aquellos, seguimos agotados de esperar el fin.



viernes, 23 de octubre de 2009

Organizando una cabeza

Alguien me ha recomendado el David Boring de Clowes. Me reconozco un tanto analfabeto en el terreno del cómic, y como tengo un empeño (parece que los demás también lo tienen conmigo) de renacentista, me voy acercando sin miedo a esta teórica obra magna del nuevo arte.



En otro orden de cosas, parece que las críticas cercanas (habitualmente menos duras)a El tiempo nos va desnudando son positivas, hay que esperar pues a los lectores duros. Continúo con mi nuevo libro. ya os iré contando.



Capítulo 9 (extracto de El tiempo nos va desnudando -E. Magnéticas, 2009-)

"Porque yo intuía que éramos muchos los solitarios, tantos como los otros, cincelados por las heridas, sin permitir transpirar la piel. Que nos pasábamos esas tardes adustas en alguna librería grande, mirando los libros, uno por uno, releyendo las contraportadas y salíamos ebrios de papel y títulos, la poética del título. O no comprábamos ninguno y nos íbamos tambaleando, por lo dionisiaco y loco de la soledad distraída.
La mayoría cree, en el fondo abisal de su pecho, que esto son sólo puntos suspensivos, la labranza de algo, un futuro plagado de interés. O eso lo creemos todos. Algo gris que va dejando marcas, como a los presos delgados (que son la mayoría), en los huesos blancos y deformados por tanto aislamiento y falta de luz".



miércoles, 21 de octubre de 2009

Nueva semana tras un libro

Parece que ya han ido quedando atrás los "fastos" de El tiempo nos va desnudando. Ha sido agradable (pero también ha tenido mucho de sufrimiento). Ahora queda la distrubición y que leáis el libro (y opinéis, claro). Aquí me tenéis.





Tras el atracón, volví a mi cuerpo alto con una visión de cine suberviso y adicto (Teniente corrupto, con Harvey Keitel, serie B del friki en que me voy convirtiendo (El cerebro que no quería morir)y mucha literatura (Las palabras de la tribu de Umbral, una colección de realtos sobre el cuerpo femenino que no recuerdo y la miniaturista revista literaria de La bolsa de pipas). Ayer, con todo esto, no pude evitar acercarme a una vieja película de kurt Russel, 1997: Rescate en N.York. Antes, lo olvidaba, el estreno de Infectados, una película de corte americana -nueva vuelta de tuerca a los zombies, ahora más pasivos- creada allí por unos españoles. Muy recomendable, por cierto.




Tengo pendiente acercarme definitivamente a un libro de la Velvet Underground con el que me hice el otro día en Elektra. la Velvet me tranformó un día y, creo, lo sigue haciendo poco a poco.
Ando bailando mentalmente,eso sí, con Kitty, Daisy & Lewis, un revival rockabilly del 2008 que me ha inyectado movimiento a las piernas. Les falta, pero llegaran. Y, por supuesto, la vida sigue.



domingo, 18 de octubre de 2009

Gracias

Gracias (a todos).



jueves, 15 de octubre de 2009

Para ir abriendo boca

Capítulo 24 de El tiempo nos va desnudando ("Extracto)


"Allí bailaban féminas jóvenes de padres con dinero que hacían lo que fuera por sus hijas (un poco por esa culpabilidad sexual que se apodera de los padres) y ellas consumían los beneficios de su padres en drogas, porque no ligaban mucho o, al menos, no lo hacían delante de nosotros. Cada vez el amor resultaba más incómodo a los ojos del que miraba. Muy pocas veces pude ver labios besándose o con intención evidente de acercarse, resultaba excesivo por obvio, en una vergüenza local que se extendía sin apenas diferencia. Luego un gallego que decía traer la fariña barata, acababa tirándose a las chicas de aspecto duro y pechos altos como enfados. Debía engañarlas con un discurso tonto, pueril, aunque hablase mucho del respeto y metía las manos bajo las bragas, con un poco de cocaína todavía entre los dedos y hacia que a ellas les picasen los genitales enrojecidos".


Presentación del libro, viernes 16 a partir de las 20:30 hs. en Librería Artemis.


martes, 13 de octubre de 2009

Presentación de mi primer libro



Bueno, por fin ya está ahí, mi primer libro: El tiempo nos va desnudando. Una novela poemática breve, con mucha realidad, pero también con mucha ficción. Un canto a la juventud, a la bella inercia de los días y las noches, y un grito contra la soledad (bueno, escribir siempre ha sido eso).


Será este próximo viernes 16 de octubre a partir de las 20:30 h. en la Librería Artemis. Todavía no tengo un ejemplar en mis manos, pero estoy ansioso por tenerlo.


Estoy leyendo al gran Vila-Matas en su Dietario Voluble, donde utiliza una larga cita de Bukowski, para recordarme(nos) que escribir es una gran batalla, en la que se corre el peligro de perder incluso la vida, pero si se consigue es el mejor de los premios (curiosamente Hank lo dice mucho mejor). Un premio en sí mismo (utilitarismos y materialismos aparte). Intentaré traer la cita a este blog la próxima vez (parece un extraño mantra o unas frases pendientes por enmarcar). Gracias Enrique por la cita oportuna y gracias Charles por esas palabras llevadas al papel.


Si algo nos salvará serán las palabras...



Y el grupo del momento:

martes, 29 de septiembre de 2009

Cuando soñamos

Ayer pude volver a ver Soñadores, la excelente y juvenil cinta de Bertolucci. Tiene algo de esas películas que te conmueven por dentro, te re-encuentran con tu "yo" íntimo y sexualizado, con los muchos sueños, las revoluciones pendientes...

Soñadores se desarrolla en el 68 parisino, cuando un estudiante americano conoce a una pareja de hermanos (literal lo de pareja) y se va a vivir unos días con ellos. De fondo las calles ardiendo, estudiantes críticos, mucho cine (Banda Aparte, Luces de la ciudad, La reina Cristina...), sensualidad de una actriz desbordante (maravillosa la protagonista y maravilloso su cuerpo) y literatura y revolución.



En el fondo, el film bertolucciano habla de los modos de encarar la revuelta (si encerrado en casa con vinos caros -sí, el "anarquista de salón", en el que me veo un poco reflejado-) o el individuo que sale a la calle, Entre Keaton o Chaplin, entre el amor puro y el impostado, entre el que aparentamos ser y el que somos; del "superhombre" de Nietzsche a Godard, de la naturaleza al artificio de la ciudad, todo para recordarnos las fórmulas agotadas, los posibles caminos y los errores y aciertos del pasado. Y sí, aunque suene a tópico, queda el presente (y también el futuro, queda pues casi todo).


Ayer mismo, en una entrevista a Luz Casal (cultura oficial aparecida prensa), señalaba que estamos viviendo una revolución. Me preocupa que sea un titular de prensa, como quien habla del tema internacional de turno, las hijas de Zapatero o el escudo antimisiles. Tengo la sensación de que si es así, o es muy silenciosa o está acallada. O tal vez los que estamos en ello no lo vemos.


La banda sonora del 68, los Rolling Stones y su "Street Fighting Man"...


lunes, 28 de septiembre de 2009

Recuerdos

Recuerdo días en que las cosas funcionaban. Recuerdo, exactamente, un día que me desperté temprano sonriendo mucho. Eso es un recuerdo, ¿no? Cuando me has visto, seguro que has recordado aquella vez que hablamos intensamente sin tocarnos. Las palabras tienen mucho de recuerdo. Aspiro a recordar a aquellas personas que me hicieron el que hoy soy (bueno, o al menos estimularon este presente o este instante). He pensado, con facilidad, en escribir algo sobre uno de mis recuerdos junto aquel monumento alto.


La mentira colectiva se basa en tres puntos: el egoísmo (salvarse a uno mismo),
no tener lo suficiente para dejar de trabajar mucho tiempo y la necesidad constante de consumir, como un modo de sentirse pleno (cuando, evidentemente, todos los sabemos, es momentáneo -no nos hace esencialmente felices-).


Es hora de aburrirse, luego vendrá todo...


* Los punkies escuchaban esto (Roxy Music), como la banda sonora previa al colapso social del 77 en Reino Unido.

martes, 22 de septiembre de 2009

Tarantino, el cineasta pop y sus límites



La última de Tarantino nos la habían vendido como una nueva obra maestra y, la verdad, dista mucho de ser así. Aciertos hay en "Malditos bastardos", es verdad, pero la maestría total de "Pulp Fiction" queda lejos. Hay diálogos de calidad (el juego de la carta sobre la frente), más que en "Death Proof", aunque el ritmo es más lento que el de aquella. Tarantino volvía esta vez con la certeza de cines abarrotados (y así fue), de ser sinónimo de director-estrella pop, por lo que tenía mucho hecho. Lo que ocurre es que lo que antes parecía de lo más ingenioso, ahora resulta que cansa.





Me parece muy bueno el personaje de la actriz-espía doble, elegante y maravillosa, y no sé qué pensar de algunos bastardos (tiene más frases algún camarero). Tarantino ha hecho lo que ha venido haciendo siempre, lo que pasa es que ahora le hemos pillado el truco. No profundiza nada en nadie, hace diálogos efectistas que no llevan a ninguna parte y le da un poco de velocidad pop al tema (en este caso el nazismo, al final se le agotaran temas que darle un lavado pop -un día le vemos con los griegos en clave pop y canciones surf-). Que conste que yo fui agradablemente engañado por este hombre, pero el truco ya no pasa.
Siento que "Malditos Bastardos" contiene un gran odio, no sólo contra Hitler o los nazis, sino contra la propia humanidad, que Tarantino no deja de ver como una masa informe que disfruta únicamente con sangre, frases lapidarias y gestos de fotogenia. Todo esto, claro, encantará a los judíos (que no tengo nada contra ellos), hará de catarsis y además llenará sus arcas en época de vacas flacas. Lo peor y más insultante, esa forma de decirnos que a base de hacer algo se llega a dominar algo. Taran, amigo, esta vez te has pasado, se la habrás colado a alguno, pero...¿te lo crees tú? (si es que sí, es preocupante). Revisa, please, otra vez "Pulp Fiction", aquel sí que era un pure de buen sabor. Esta vez te has dejado tropezones.


Y algo de Vincent (Gene) si hablamos de clasicismo de verdad...


domingo, 20 de septiembre de 2009

Preguntas con una mala respuesta

¿Por qué hasta hace dos días nadie se preocupaba de las bolsas de plástico que ofrecían los supermercados y hoy parece un pecado medioambiental de los más graves?, ¿por qué en este país uno de cada cinco trabajadores es funcionario (publicado recientemente) y creciendo, no parece un estado semicomunista (con los "hijos del partido" con mejores condiciones, oportunidades, derechos...)?, ¿por qué un hombre que, en definitiva, juega a un entretinimiento de niños como es el fútbol, gana más que miles de personas que aportan algo positivo a una sociedad?, ¿por qué en la portada de la publicación paranormal Mas Allá dedica su portada al tema del Apocalipsis?, ¿por qué nuestra comida, ropa... tiene cada día peor calidad?, ¿por qué un país que roza el 20% de parados se sigue manteniendo en pie como si no sucediera nada (es decir 1 de cada 5 personas que pueden trabajar no lo hacen)?,¿por qué nadie sueña ya con mejorar el mundo?, ¿por qué el contrato social dice que uno sólo debe preguntarse por su ombligo?, ¿por qué la gente quiere olvidar que para que unos puedan tener lujos otros no deben tener absolutamente nada?, ¿por qué hemos dejado de pelear?, ¿por qué hemos renunciado?... ¿por qué no creemos en nada?...





Al menos nos queda mirar las hermosas catedrales de un sistema (en la imagen una de las grandes obras de mi admirado Mies Van der Rohe) que, con una extraña maldición, tropieza para no caer nunca del todo. Algo que lo fagocita todo, espolea y da la posibilidad de un blog con las anteriores preguntas, se hace más fuerte con la apatía o la lucha activa, en una espiral sin fin que nos hará caníbales de nosotros mismos: la última salida.

Hace poco leía en "Agotados de esperar el fin", un maravilloso libro sobre las culturas del desecho, donde aportaba-recordaba una teoría que hacía hincapie sobre el amor al pasado y lo retro, donde muchas veces nos sentimos más protegidos y seguros, por predecible y más fácil de comprender (teddy boys, mods...etc.). Será por eso que adoro a los Everly Brothers, ese par de Elvis a pares, en vez de, yo qué sé, Pereza. Resistan, por favor.


martes, 15 de septiembre de 2009

El último reto, la alienmigración

Gran film Distrito 9, grande en muchos y muy amplios sentidos. Sorprendente, original e innovadora. Nunca hasta esta película habíamos visto a los extraterrestres como inmigrantes odiados por todos, pendencieros y en guettos. El planteamiento de la película es, con todas las letras, ALUCINANTE. Mi recomendación ilusionada pues para esta cinta producida por Peter Jackson.




La lectura entre líneas es también muy interesante: los alienígenas no van a USA, sino a África, viven arrinconados, adictos (lo de su adicción a la comida de gatos es muy curiosa) y malviviendo. Son odiados y aprovechados por todos (¿les suena?), es una clase baja dentro de las clases más bajas, ¿maleducan? a sus crías, les hace abortar la sociedad, el sistema,se aprovechan de ellos, y sólo son interesantes como creadores de armas más mortíferas... las lecturas son tantas y tan variopintas que estamos cerca de una obra pura y distinta. Recuerda el apartheid, las investigaciones con población africana por parte de las "industrias" (armamentística, farmacológica...), cuando ellos, insisten, sólo quieren volver a casa (sí, no están allí por gusto), tienen un hogar y no es entre desperdicios e inmundicia. Ellos son los más grandes, han venido desde lejos y si están allí es por circunstancias ajenas a su voluntad, por necesidad. Un hombre, eso sí, será el encargado de sentirse como uno de ellos... y las posibilidades comenzarán. Todo hace pensar en una segunda parte. La esperamos con impaciencia.


Y si la revolución de verdad tiene un nombre ese es PUBLIC ENEMY, la voz de los oprimidos...


jueves, 10 de septiembre de 2009

Sesión jugo dj & julio eléctrico hoy viernes en Plástico



Sesión 11-S, terror[ismo] sónico hoy viernes en el Plástico a partir de las 0:00 horas.



Imposible quedarse quieto.



No os lo perdais. Despedida (casi) del Plástico y de Hugo que se nos va a Francia.



Sonarán cosas como esta...



o tal vez esta...

miércoles, 9 de septiembre de 2009

A veces me siento como Morrison con barba




A veces me siento como Morrison con barba

Hoy me he levantado melancólico,
triste por la inercia de las horas beige.
He cogido mi coche,
música a mucho volumen
y he podido ver
gestos de videoclip,
lágrimas de gato solo,
pero podía notar, también,
algo de odio enfermo en el aire,
la crueldad de la madrugada
y un par de chicas con el pecho feo.
Luego he visto las caras de siempre,
las manos de siempre,
y he pensado, casi por inercia,
que sólo merece la pena ser una estrella rock.
Un Morrison con barba,
alcohol en el armario,
una mujer a la que amar
y, tal vez, solo tal vez,
ver pasar, lentas,
las horas que nos roban
los desalmados de siempre.
Lo pude escuchar ayer mismo
en un programa de televisión:
Este es un país de pesados.


lunes, 7 de septiembre de 2009

Zombies y rayos catódicos



Dead Set ha sido la mini-serie más ingeniosa que he podido ver últimamente. Zombies, reflexión y velocidad supersónica en el relato y las ideas. La idea de base es aparentemente sencilla: mientras se está retransmitiendo un Gran Hermano, una enfermedad zombie comienza a extenderse. Unos de los pocos supervivientes son los propios participantes, un productor, una trabajadora del programa... los supervivientes, creo, no lo son por casualidad. Habla un poco de todos: de nuestra pasión por el dinero, por las vidas ajenas, por la crítica al vecino, la ambición desmedida (lo de ese productor es alucinante). Eso sí, todos mirando la televisión, la religión cuasiperfecta, donde ni la intelectualidad se salva (la serie la juzga pedante y frustrada), quizá se salva la trabajadora que comete errores emocionales, pero lo que le rodea comete errores más graves en otros terrenos. Tiene algo de crítica marxista postmoderna.





Sobre los zombies, bueno, muy sanginolentos, la verdad, pero más lo es la propia televisión reciente con sus programas del corazón, sus grandes hermanos y programas de autoayuda barata. Por lo demás muy recomendable. Lo difícil el acceso, rula por ahí mano a mano en una edición hipergrabada con traducción sudamericana. Necesaria y perfecta para seguir pensando el mundo (siempre lo he creído de estas películas aparentemente menores).



Suenan, claro, mis adorados Black Lips para comenzar la semana...


viernes, 4 de septiembre de 2009

Sesión total de Puto DJ & Julio Eléctrico el sábado en Plástico



Pinchada de Mr. Puto y Julio Eléctrico de despedida en Plástico el sábado a partir de las 0:00 h.


Preparaos a bailar, malditos.


Vuelve el hombre, vuelve vuestro chico pop.


Sonarán, por mi parte, cosas como esta...

miércoles, 2 de septiembre de 2009

De monstruos y tal


Lo de Michael Jackson no tiene nombre, y que conste que no tengo nada personal contra él. Lo de monstruo del pop sí (véase la imagen de al lado), pero a este hombre lo han martirizado en vida y lo están haciendo en muerte. Nadie reivindicaba ya su figura sin un poco de sonrojo y hoy da la impresión que ha sido fundamental en todo. No lo era apenas hace unos meses ("Thriller" su "gran obra" no llegab a los 5 euros cuatro meses atrás y no vendía ni una copia, saldo total, y ya pasó el otro día a 16 euros...ummm), pero la mercadotecnia vende, eso no es nuevo (Kurt Cobain vale como ejemplo contemporáneo, que por cierto le desbancó en los 90 del nº1). No es por tener una actitud Jarvis Cocker (le golpeó en una gala pese a sus guardaespaldas), que comprendo, por cierto, pero duele ver tanta hipocresía alrededor de este hombre (o muñeco de plástico que no aceptaba su propia piel y todo hace pensar que devoraba a otros niños como él - sea o no verdad, dice mucho del cantante-). Puedo entender muchas cosas, pero que sus supuestos amigos (Madonna y demás)vuelvan a hablar de él como un gran hombre cuando ya estaba olvidado y defenestrado es doloroso y cruel. Jackson y su muerte habla de los tiempos, en duda de absolutamente todo, desorientados...y muy poco justos. ¿Por qué nadie habló o lo hizo tan poco de una figura como James Brown cuando falleció? Ambos negros, no es cuestión de color. Brown definitivo para la historia de la música, Jackson un pobre chico del que todos se aprovecharon, incluso con el cadaver caliente (su propio padre aprovechó para presentar un sello discográfico en sus primeras declaraciones a los medios).

Pobre chico. Cuídate ahí arriba y que no se aprovechen también de ti. Algo de Brown (musicalmente mucho más grande) para elevar el espíritu ante un mundo que nos desgasta, pervierte y miente a cada instante.

viernes, 28 de agosto de 2009

Mi miope favorito

Llevo leyendo unos días, junto a El mal de Montano (que, por cierto, va creciendo en intensidad y confundiéndome en cuánto a quién es Vila Matas y sus personajes), una vieja biografía de saldo que encontré de Buddy Holly, en aquella también vieja editorial de músicos internacionales (Ediciones Júcar, Colección Juglares). Unos libros que han educado e influido a muchas generaciones de melómanos, con libros maravillosos como aquel de El Zurdo sobre las Vainica Doble o el Gay Rock de Haro-Ibars, del que extrajo la buena de Alaska ese mismo nombre (de una canción de Lou Reed). Por tanto, seguiré disfrutando con la por lo demás neutra vida de Holly, un chico que, eso sí, lo quería todo y admiraba a Elvis.

Yo estos libros me encantaban de chaval, pero nunca tenía apenas dinero para comprar ninguno. Ahora, me he hecho con muchos de ellos, y tengo la sensación de que me resarzo de aquellos años, mis pocos discos y una vida que, sobre todo, tiene sentido con el mal de la lectura (otra vez Montano y Vila Matas).

Creo que es difícil no identificarse con este chico de gafas de pasta...


domingo, 23 de agosto de 2009

Disparar como solución a los problemas



Ayer mismo me adentré en un film clásico, trepidante y medianamente violento: El demonio de las armas (Gun Crazy en su título original). Película predecesora de muchas otras, entre ellas de mi adorada Bonnie & Clyde, narra la apasionada relación de un chico con las armas, esa pasión le llevará a dar malos pasos, pero sobre todo uno que será trágico, conocer a una chica que, como él, también tiene una relación intensa con las armas. Robos, culpa y algo de felicidad en una cinta que, pese a la ingenuidad del cine de los 40, tiene muchos aciertos y buenos momentos. No se la pierdan (eso sí, si tienen acceso a ella).

Por otro lado, continúo con El mal de Montano de Vila Matas, que, sobre todo, vuelve a demostrarme la capacidad sobrenatural de Enrique de contar historias. Habla del mal de la literatura (un mal que, creo yo, nos salva y nos persigue a partes iguales). Muy destacable, también, un librito de Lepoldo María Panero en uno de sus mejores momentos creativos, Así se fundó Carbnaby Street. De nuevo, agradezco la poesía como la posible fuente en días de calor y azufre. Experimental, bizarro y excesivo, justo lo que poéticamente necesitaba. Lo que me hace improvisar unos versos a lo Panero, maestro loco y visionaro en la distancia:

Los niños han venido jugando hoy con la calavera de un gato,
Mientras, mi vecino ha sacado a tender su ropa de color amarillo
[y verde chillón,
Las ancianas asustadas han apostado su pensión en la ruleta del supermercado
[y no se han llevado apenas frutas, sólo un par de dátiles,
Los muertos no quieren levantarse ante el espectáculo.
Dios (y casi nadie lo sabía) pretendía dormir hoy la siesta.



Por influencia del bueno de Edu me he hecho con un recopilatorio de Dub, de un tal King Tubby, según el libreto, el padre de todo el asunto. Lo llevó con las ventanillas bajadas (por el calor) y parezco un rastafari a punto de pedir la legalización del cannabis. De nuevo, y es lo que resulta más preocupante, se impone la inercia de los días...

miércoles, 19 de agosto de 2009

De admiraciones e indignaciones


Admiraciones, claro, a un hombre como Enrique Vila-Matas, creador infatigable, de imaginación portentosa y francotirador del presente y la literatura de más nivel. Ayer mismo me hice con "El mal de Montano". Lo comencaré con devoción en breve (aunque ya preveó mi futuro placer). Yo a Enrique no sólo lo admiró como creador, sino también en lo personal, en su modo de ver y entender las cosas, en esa forma suya de hacer ensayo dialogando. Admiración pues para él (y muy merecida, por cierto). Si todo el mundo de las letras fuera así (lo sé de buena tinta) otro gallo cantaría.


Indignación para la nueva publicidad de Ikea que ya lleva unas semanas emitiéndose. Por varias cuestiones que intentaré explicar: primero, es evidente que está cambiando o cambiará sustancialmente la línea económica general, por lo que muy seguro tocará ajustarse el cinturón (se podría hacer otras diatribas sobre eso), lo que no pueden pedir es que encima lo hagamos cantando, de buen rollo y demás; segundo, no creo que a ningún joven de este mundo medianamente razonable le guste tener que volver a casa de sus padres si ya se había independizado, es un paso atrás a todas luces y tiene algo de humillente, pero eso sí, hay que cantar como descosidos, comprar muebles-basura (como la comida basura, los trabajos basura...) y aguantar, pero mientras... hay que cantar "donde caben dos, caben tres..." y tercero, el peligro de una melodía que se adentra en el cerebro y las entreñas sin poder desenbarazarse de ella (algo realmente maquiavélico) como un mantra perfecto para unos tiempos basura.





Bueno, pondré algo de música porque sino os veo cantando todo el día "donde caben dos...", mejor algo de Blondie, una de las canciones que siempre más he tarareado, "Heart of Glass".


domingo, 16 de agosto de 2009

Derroche de cine y disparos



El viernes pude ver la última película del otrora espectacularizante (bueno, no ha dejado de serlo del todo), Michael Mann. Enemigos Públicos ya presagiaba logros con las últimas buenas maneras de Mann (Collateral y demás). La película cumple, y más que cumplir deja un regusto ácido y agradable a polvora y admiración respetuosa a Dillinger (el protagonista para lucimiento de Johnny Deep). El conjunto tiene sabor a Holywood, pero también interesantes guiños a la serie B (ay, esas visitas a los cines), fotografía impecable y un realismo medianamente veraz en el fuego cruzado. De nuevo, y sí, esto parece una constante, volvía a re-crecer mi admiración por los ladrones de bancos de la primera Gran Depresión (parece que la prensa dice que esta actual ya no es la segunda). Ójala todos los días que uno fuera al cine viera cosas como esta y no esos pastiches almidonados que aparecen de poco en poco para deleite de las cajas registradoras y tal.



La que me parece un retrato más profundo, estudiado y que invita a la reflexión es RAF, facción del ejército rojo de mi admirado Uli Edel (exactamente el director de Yo, Cristina F. o Última salida Brooklyn -que, por cierto, intente desentrañar para un número de Azul Eléctrico-). El retrato de la RAF de Edel no responde a mitologías y lo que pretende, en última instancia, es atender a la evolución desastrosa de un grupo terrorista, en este caso una especie de cool terrorism. Muy buenas interpretaciones, perfectamentamente reflejado el instante político del país, los fanatismos, la caída de leyendas varias y el funcionamiento interno, un poco loco, del seno de un grupo terrorista (las similitudes con ETA asustan). Sobra algun minuto de metraje, pero después de ver la película uno vuelve a tener la sensación de que mitologías, la verdad, las justas. Baader-Meinhof es, simplemente, una respuestaa a un momento complejo y difícil de asimilar por una juventud que no se cruza de brazos (lo que hace después, eso sí, ya es más injustificado). De hecho, aparece cómo los burocratas intentan comprender el fenómeno, por qué alguien reacciona así; y se pasa del primer instante ingenuo, liberador y revolucinario (en el 68 parisino ,por ejemplo también, las consultas de psiquiatría se vaciaron, la sociedad se encontró liberada) se da paso a una locura obsesiva donde todos son los enemigos y sólo uno tiene razón. Y sí, importante acercarse a la película para entender el fenómeno (aunque ya casi nadie con los ojos limpios). El esfuerzo de Edel de comprenderlo todo resulta alucinante, aunque no guste a los radicales esa es su mascarada.

martes, 11 de agosto de 2009


Fin de semana intenso (e intensivo). Cumple de Ana, Murias de Paredes, Carmencita Festival (en la imagen), por cierto ehnorabuena alos organizadores, MUSAC...etc. Si es que no hay vidas suficientes. Creo que esta es la única vía para una vida de verdad (lo demás es simulacro). Y, claro, momentos como los de ayer, en que el mundo parece doloroso y cruel y al instante el más bello de los mundos. Esa canción en el coche y mi creciente deseo por ti (para ti)...

viernes, 7 de agosto de 2009

Rock para el adiós a Hughes


Se fue John Hughes, uno de los hombres que más estimuló mi adolescencia con películas como El club de los cinco (una obra maestra del cine teen), Todo en un día (que volví a aver antesdeayer por casualidad, ay, qué grande Ferris Beuller)o Weird Science. Una pena, vamos.

He escrito alguna vez -en papel- sobre las intensas sensaciones de aquel mundo de adolescentes perfecto, hermoso y envidiable. Se inició, quizás, y de este modo, mi adicción al relato americano sobre sentimientos ingenuos (los yankees son muy ingenuos), amor temprano y música pop. Porque, claro, luego el bueno de John siguió haciendo cine, pero ya de otro tipo, Solo en casa y demás. La estructura de la cinta era buena, pero menos teen y más de carcajada infantil. Se alejó de nosotros, los adolescentes eternos que le veíamos relativamente tarde en aquellas películas de las 15:30 en La Primera. Soñé con sus chicas pelirrojas, el ingenio de los que lo quieren todo, poster de Simple Minds... todo eso, más o menos, lo he ido logrando, pero ahora no está Hughs para verlo. Cuídate John.

martes, 4 de agosto de 2009

Lectura como vida


He descubierto casi por casualidad este libro maravilloso. Esto no son las torres gemelas es una pequeña obra (apenas llega a las 100 páginas) de alfabetización visual, prevención del terrorismo visual tan de moda y modos de autodefensa e interpretación. Elemental pues en tiempos como los actuales. María Acaso (así se llama la autora, profesora de la Complutense) nos recuerda cuál es el interesado mensaje latente en las imágenes. Después de leer más de un tercio del libro (se lee fácil, es muy didáctico) lo percibo imprescindible para las nuevas generaciones. Ellos que crecerán casi en exclusiva con imágenes. Una buena recomendación para pensar.

Al que vuelvo a re-escuchar bastante es a Nacho Vegas y su álbum de debut, Actos Inexplicables. Esa maravilla que nos deslumbró a todos hace ya unos años. Pude recordarselo a él en persona en el concierto de Cohen. Andaba por allí, con la Rosenvinge y J de Los Planetas (con quien me hice una foto que ya colgaré). Lo de Cohen merece palabras elogiosas aparte de este blog (ya publicaré la crónica en el próximo Azul Eléctrico). Y así transcurre la vida, con ganas de ver a Nudozurdo en el ya muy próximo Carmencita Festival de Vegellina. Cita obligada.

Y, mientras, sigo pensando en qué nos podrá salvar...

viernes, 31 de julio de 2009

Leonard Cohen, el bardo de la voz rota, por fin en León


31 de julio. Esta fecha estaba especialmente marcada en mi calendario de citas importamtes. ¿Por qué? El bueno de de Cohen recala en León. Gracias, o pese (para él) a la estafa de su amante-manager vuelve a los escenarios. Una gran noticia para los que le seguimos. Al final, el hombre que le cantaba al amor, es engañado por el propio amor. Una gran lección, importante a cualquier edad. Dejar el monaterio zen y volver a la carretera. Una gran metáfora de la vida. Espero que Mr. Cohen vea la ironía del asunto.

Espero, también, que suenen en León (uff, quién me hubiera dicho a mí que Cohen pisaría León)sus grandes clásicos: Suzanne, First, We Take Manhattan o There Is A War. 25 temas (eso dice la prensa) que volverán a recordarnos por qué creíamos en su voz y sus palabras. Lo más hermoso, justo por detrás, de las mujeres que, a veces, nos hacen tanto daño, ay, pero que también nos movilizan a ser mejores. Nunca acaba uno de aprender.

miércoles, 29 de julio de 2009

Roger Wolfe, Migoya y el descanso que se ha ido



Se ha ido el descanso. Una noticia espeluznante, salvo por las agradables y buenas lecturas que me llevo. Destaco algunos nombres que me han causado una profunda impresión (bueno, Wolfe ya lo leía con 18 años y me sigue encantando): Hernan Migoya con su "Todas putas", unos relatos incisivos, provocadores y encantadoramente polémicos (lo de su violador y demás es un regalo para el lector inquieto -Rulo ya lo sabrá porque se lo he dejado para que me confirme el/los acierto(s) del autor- y el recuerdo colectivo de que la literatura no tiene porque ser políticamente correcta. He vuelto a darle otra oportunidad a Dennis Cooper con su "Contacto" (con una prosa e historias duras como el acero) y el libro de Gabriel Oca "La carretera muerta" con retazos del mundo de la heroína, buen humor y experiencia, mucha experiencia. Ah, también "Céline secreto", una recuerdo medianamente poético de la mujer de Céline y una adjunta que se cree una gran poetisa (sobra, claro). La historia, como siempre sorprendente, y Céline un gran tipo (aun con su máscara más deforme).



Pero el que he (re)disfrutado ha sido el bueno de Roger Wolfe, con "Noches de blanco papel", las obras completas de su poesía. Por cierto se aprece muchísimo a mark E. Smith de The Fall. He vuelto con esa grandeza que es "Arde Babilonia" y demás. Impagable también lo del british con alma española. Lo leía, está dicho, cuando andaba por la universidad y otros poetas me parecían aburridos, pretenciosos o no llegaba a comprenderlos. Wolfe es directo, sin miramientos, buscando los lugares y momentos que hacen remover al individuo por completo. Un fuerte punch en toda la cara que volví a recibir con gusto (la literatura debería ser eso). Bueno, Cooper no se le queda atrás, pero a veces acaba siendo desagradable. Y uno, para bien o para mal, ya no está para cosas desagradables.